RESEÑA HISTÓRICA DE  LA CONSTRUCCIÓN FÍSICA DEL HOSPITAL MILITAR DE GUAYAQUIL

En 1810, el  insigne médico Dr. Ignacio Hurtado  de López, profesional muy notable (su título lo dice), con su propio dinero edifica el Hospital de Nuestra Señora de la Asunción, en un gran solar detrás de la Iglesia de Nuestro Padre San Francisco en Guayaquil. En 1819 lo instala el Dr. Hurtado de López y se siente enfermo. 

Hace su testamento dejando como legatario de sus bienes al Ilustre Cabildo de Guayaquil; muerto el Dr. Hurtado, el Cabildo lo destina a Primer Hospital Militar  de esta Ciudad.

Para 1821, parece que las autoridades civiles quisieron apropiarse del hospital llamado “La Asunción”; y ventilado el juicio correspondiente por interposición del Cabildo Porteño, ganó éste el litigio  en forma clara y diáfana lo cual sirvió para que siga prestando su servicio a la comunidad militar y civil, sin tomar revanchas  partidistas,  porque había sido desalojado injustamente por las autoridades civiles.

El Dr. Diego José Granados dirige el Hospital Militar en 1823, disponiendo de 66 camas y albergando a 362 enfermos, entre oficiales y soldados, para lo cual tuvo que adaptar todas las habitaciones de la casa Hospital.

Desde 1826 al 1829 continua funcionando como Hospital Militar el Hospital de San Francisco, siendo su Director el Dr. Ignacio Granados que tenía a su cargo varios internos o practicantes, que cumplían funciones en el hospital; y en Babahoyo atendían al Batallón Caracas y en Guaranda al Batallón Cedeño. 

En la heroica toma de Guayaquil en 1860 por García Moreno y Juan José Flores el General Ignacio de Veintimilla, jefe de la Zona de Guayaquil, dispuso  que se construyera un nuevo hospital Militar que se terminó en Octubre 1891, bajo la Presidencia de Don Antonio  Flores Jijón, quien lo inauguró.

Desde la Revolución Liberal del 5 de Junio de 1895, Eloy Alfaro ordena que el Hospital Militar organice las “Ambulancias de la Cruz Roja”, para la atención de los soldados enfermos y heridos en cualquier parte.

Mientras tanto cualquier edificio sin mantenimiento adecuado o su reposición de ser obsoleto, era ocupado por el hospital  Militar de Guayaquil que andaba a la deriva.

El Presidente Leónidas Plaza Gutiérrez ordena que funcione en un canchón de la calle 9 de Octubre, en la Plaza de la Concordia.

Desde 1917 a 1937 el Hospital Militar por 20 años casi no opera.

Sus Directores son Médicos Asimilados y carecen de fondos para reparaciones o mejoras.

En 1937 era Director el Dr. Honorato Chiriboga y en 1938 El Dr. Orlando Vera Freire a quien le toca afrontar los fenómenos sociales de la Invasión peruana de 1941. Antes, en 1937, lo ruinoso del hospital lo induce a trasladarlo a una casa guayaquileña en las calles Eloy Alfaro y Maldonado.

El Dr. Vera trabaja muy acertadamente hasta 1948, Atiende personalmente a los “pelotones sanitarios” que  tanto hicieron por las tropas en campaña, siendo acompañado por eminentes Médicos y estudiantes de Medicina  todos voluntarios,  entre ellos se destacó el Dr. Roberto Gilbert Elizalde, por lo que fue nombrado posteriormente Teniente de Reserva del Ejército y Cirujano Honorario del Hospital Militar.

Cuando el Dr. Vera regresó a este Puerto, encontró que su Hospital funcionaba en el Colegio Nacional Guayaquil en las Calles Gómez Rendón y  Machala, para regresar en 1947 a  su viejo edificio de la calle Eloy Alfaro y Maldonado

Como dato anecdótico, cabe anotar para la historia, que en 1948, el Presidente José María Velasco Ibarra, coloca “La Primera Piedra” para la construcción de un  Hospital Militar en el Kilometro 3 de la vía a Daule, donde quedó para siempre sepultada, pues allí se construyó posteriormente el Colegio de Señoritas “28 de Mayo”.

En tanto ciertas labores de alta técnica hospitalaria reciben enérgico impulso, como la Cirugía a cargo del Director del Hospital, Dr. Dionicio Espinoza; la Dermatología a cargo del Dr. Enrique Uraga Peña; los exámenes de Laboratorio Clínico practicados por el Dr. Héctor Veintimilla y los de Radiología por el Dr. Efrén Jurado López.

Una verdadera constelación de profesionales de brillante trayectoria que, aunque incómodamente, trabajaban en pabellones semiconstruidos, anexos al Batallón “Pichincha”, en las calles José de Antepara y Clemente Ballén.

En esta etapa de la historia del Hospital General, Se nota otra fisonomía física y científica, ya que sin desmerecer  de la obra constructiva que adelanta, llega una pléyade de profesionales de alta valía; entre otros.

El Dr. Juan Cevallos Larrea Cirujano general, El Dr. Jaime Barredo    Traumatólogo, el Dr. Juan Viteri Argotti  Oftalmología, Prácticamente el  Hospital Militar de Guayaquil es para ese año una realidad tangible y su autentico fundador es el Dr. José María  Velasco Ibarra, sin restarles la gloria de la iniciativa y sus obras a los anteriores, como el Dr. Hurtado López, el Presidente Urbina, El Comandante Bejarano, Don Juan Illingworth, etc.  

Durante cinco años, y habiendo sido proclamado como el mejor Servicio hospitalario de la provincia del Guayas y del pais; muchos de los hoy destacados Profesionales cumplieron sus labores como internos de nuestro Hospital.

Al Dr. Moran Vera  lo reemplazan sucesivamente de 1969 a 1976, los Dres. Harry Herdoiza, Enrique Peña, Gastón Figueroa y Cesar Samaniego, todos Mayores de Sanidad de nuestro Ejército.

Posteriormente, la Dictadura que gobernó al Ecuador fue benévola y generosa con el Hospital Militar de Guayaquil, así: termina la construcción de la planta sur del edificio, siendo dirigido acertadamente por el Sr. Mayor de Sanidad Dr. Román Orellana Peralta. Era el año de 1976, inaugurándose en forma completa  el 1 de Junio de 1979, siendo Miembro del Consejo Supremo de Gobierno el General  Guillermo Durán Arcentales, llamándose en ese entonces Hospital de Brigada No.2 Guayas. 

FECHA MEMORABLE DEL HOSPITAL GENERAL II DE LIBERTAD

Memorable para el Hospital Militar, fue el 15 de noviembre de 1983 en que se realizó con éxito el primer trasplante  de riñón que se realiza en el Ecuador, con un buen equipo de médicos del Hospital, bajo la conducción del Dr. Galo Garcés Barriga. 

En tanto que, en Octubre de 1984, efectuaban exitosamente el primer trasplante de cornea en el Ecuador, los Sres. Drs. Jaime Guzmán, Mayor de sanidad y Jaime Bajaña, empleado civil de este hospital.

En el año 1987, el Hospital recibe el nombre oficial de Hospital de Teatro No. 5 Guayas, debido a estrictas disposiciones de tipo táctico militar. 

Desde 1987 al 1989 han ejercido la dirección los Sres. Dres. Coronel: Manuel Torres Vallejo, Hernán Peña Flores, Alex Benítez Arrata y Jaime Sisalima Sarmiento.

A partir del 1 de Mayo de 1987, siendo Director del Hospital el Dr. Manuel Torres Vallejo, se incorporan tres nuevos Profesionales  al Staff Médico, son los Dres. Cesar Yépez Guevara, distinguido Médico Fisiatra de gran trayectoria académica, quien se hace cargo de la Jefatura del Servicio de Fisiatría; el Dr. Ramón Guzmán Kure, Médico especialista en Patología Clínica , quien le imprime una verdadera transformación técnica y administrativa al Laboratorio Central y  Depósito de Sangre y el Dr. Fernando Valarezo Crespo, Médico Neuropsiquiatra, quien inaugura el Servicio de Psiquiatría y posteriormente el Servicio de Neurofisiología Clínica.

En 1991 nace el Departamento de Docencia e Investigación, con las funciones especificas de Educación Médica Continua, Investigación y Docencia Universitaria, dando lugar a la firma de un Convenio  para realizar el Internado rotativo de los estudiantes de último año de medicina de la Universidad Católica en el año 1993, volviendo el Hospital Militar nuevamente a ser Hospital Universitario y docente.

En la apertura científica y social hacia la comunidad, el Hospital Militar, desde 1991 proyecta y realiza varios Congresos Médicos  y Simposios  con Profesores nacionales y extranjeros, compartiendo sus experiencias científicas con otros profesionales e Instituciones; al mismo tiempo a través de sus Acciones Médicas comunitarias.

En forma periódica presta sus servicios médicos gratuitos en la poblaciones y zonas urbanas de más escasos recursos económicos. En Febrero de 1999, contando con el apoyo de la superioridad militar,  se  amplía el convenio universitario con la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil y se inaugura el 1 de marzo del mismo año el Curso de Postgrado de Ginecología y Obstetricia.

Luego de esta etapa el hospital “La Asunción” se benefició para su mantenimiento con el impuesto de un real por cada botella de licor que era vendida en ese tiempo. 

HISTORIAL DEL NOMBRE DEL HOSPITAL GENERAL A TRAVEZ DE LA HISTORIA

Los grandes sucesos de la historia se han plasmado con sacrificio y tesón de quienes lo han forjado y vivido en el momento y lugar en que se han producido los hechos, y por tal razón esta casa de salud ha sufrido a traves de su historia una serie de cambios en su nombre.

En el año 1810-1819 se llamo Hospital de nuestra señora de la asunción, 

Ya en el siglo xx años 1965 toma el nombre  de hospital territorial nº 2 (ht-2), 

Durante la decada de los 70 se denomino hospital de brigada nº 2 (hb-2), 

En la decada de los 80 adopta el nombre de hospital de teatro nº 5 (ht-5) 

A partir del año 2000 esta casa de salud adopta el nombre de hospital de la ii division de ejercito “libertad” (hd.ii.de.)

En la actualidad desde el año 2011 esta casa de salud adopta el nombre de Hospital general ii.de. “libertad” (hg.ii.de.)

NOMBRAMIENTO UNIDAD DE ELITE

El hospital general de la ii-de “libertad” ha sido designado como unidad élite en tres ocasiones (2000, 2008 y 2011), debido al gran desempeño profesional de sus miembros, los mismos que han contribuido al desarrollo y bienestar de nuestro glorioso ejército ecuatoriano y en apoyo al desarrollo de la ciudad donde se encuentra acantonada esta casa de salud, mas que todo en lugares urbanos marginal y en sitios estratégicos en unión con otras instituciones públicas y privadas, todas involucradas  con el mismo fin .

ANTECEDENTES  ACTUALES  DEL HG.II.DE.

HG-II-DE: Hospital General de la Segunda Division de Ejercito libertad, perteneciente a la ii-de “libertad”. 

HG-II-DE – “LIBERTAD”: Nombre de la casa de salud  y la ciudad donde se encuentra acantonado